Política de protección de datos personales - Declaración de intenciones

Fast S.p.A. considera la protección de los datos personales un valor fundamental que inspira sus actividades diarias; salvaguarda y promueve la protección de los datos personales y los derechos de los interesados mediante políticas de protección de datos y campañas de información y concienciación.

 

Fast S.p.A. adopta todas las medidas apropiadas para garantizar un alto nivel de protección de los datos personales de los interesados, como clientes, empleados y proveedores, fomentando el desarrollo de una cultura de confidencialidad.

El desarrollo y la aplicación de acciones encaminadas a proteger los datos personales se basan en los siguientes principios rectores:

  • legalidad, equidad y transparencia del tratamiento;
  • la "minimización de datos", que garantiza que el tratamiento se limita a lo necesario en relación con los fines que se persiguen;
  • el almacenamiento de datos personales durante un periodo que no exceda la consecución de los fines mencionados;
  • aplicación de medidas técnicas y organizativas adecuadas para garantizar la seguridad de los datos personales.

 

La adecuada estrategia de protección de datos se persigue mediante la implantación, correcta aplicación y mantenimiento de un sistema de gestión de la privacidad que cumpla con los requisitos del Reglamento (UE) 2016/679 (Reglamento General de Protección de Datos - RGPD).

 

Las principales acciones a través de las cuales se aplica la política de protección de datos son:

  • adaptación oportuna a todos los cambios y actualizaciones de la normativa;
  • garantizar que las innovaciones y transformaciones en los procesos de prestación de servicios vayan siempre acompañadas de objetivos de protección de datos;
  • información eficaz y transparente para garantizar que los interesados reciban toda la información pertinente, incluidas las instrucciones y medidas de cooperación de las empresas responsables del tratamiento;
  • la identificación de funciones y responsabilidades dentro de la organización y la planificación y ejecución de programas destinados a alcanzar objetivos de mejora continua. Todo ello, prestando especial atención a la salvaguarda de los derechos de las personas afectadas;
  • realizar una evaluación de impacto sobre la protección de datos cuando una operación de tratamiento presente un alto riesgo para los derechos y libertades de las personas;
  • la prohibición de transferir datos personales a países establecidos fuera del territorio de la UE, en ausencia de garantías adecuadas;
  • formación e información a su personal, fomentando el desarrollo del sentido de la responsabilidad y la concienciación de toda la organización respecto a la protección de la confidencialidad de los datos personales de las personas afectadas.